¿Qué se debe tener en cuenta para tener una casa y un ambiente adecuado?

Tener una casa segura y lejos de peligro, bien construida, con buenos servicios públicos y entorno agradable, siempre da alegría y vida saludable a las y los habitantes de cualquier lugar.

Si te preguntas ¿Qué se debe tener en cuenta para tener una casa y un ambiente adecuado? Te lo presentamos en 3 pasos: ubicación, entorno y acceso a infraestructura, servicios y equipamiento comunitario.

Paso 1: Ubicación de la vivienda. Es el terreno donde esta construida la casa, rodeado de características físicas (relieve, tipo de suelo, elementos naturales sobre el suelo y con un clima particular). Incluye, además, todo el ambiente construido por el ser humano: otras viviendas, edificios, infraestructura como calles, caminos, parques, servicios públicos (redes de electricidad, agua o gas).

Toma en cuenta la distancia y la facilidad de transporte hacía el trabajo, para ir a la escuela, hacer las compras de los alimentos, hospitales; así como a otros lugares y servicios importantes que le permita vivir.

Paso 2: Entorno de la vivienda. Empecemos por definir el entorno, es todo lo que rodea a la vivienda (los vecinos, el barrio, el colmado, el parque, etc.) y los servicios públicos o privados que recibe (salud, educación, seguridad, luz, agua y área comercial). Depende del ambiente y el clima (temperatura, lluvia, las plantas y los animales) y los riesgos o peligros en el lugar (deslizamiento o inundación, basuras, ruido y otras fuentes de contaminación).

Un entorno saludable exige que cuidamos la naturaleza y que fabriquemos como “Dios manda” las casas, las calles, aceras y otras construcciones.

Paso 3: Acceso a infraestructura, servicios y equipamiento comunitario. La entrada y salida de la vivienda, establecimientos públicos y privados y los servicios básicos (salud, educación, agua, y saneamiento) deben ser fáciles y seguros. El área comunitaria para caminos vecinales, aceras, paradas de guaguas, calles, contenes, para divertirnos y practicar algún deporte, debe estar libre de barreras.

Es importante resaltar que, para estar segura, la vivienda debe estar en un terreno firme y donde el viento, la lluvia y otras amenazas naturales no hagan daño. La casa debe estar lejos de los contaminantes químicos que afectan la salud, como los de la industria (gases, humos o líquidos) o de vertederos de residuos sólidos y líquidos; la exposición a los contaminantes físicos como el ruido (de fábricas o industrias, de vías de comunicación, de eventos deportivos o recreativos, aeropuertos, etc.) o de redes de conducción eléctricas de alta tensión y telefonía celular.

Es necesario que el diseño de la casa se haga para que esos daños no sean peligros para la gente. Un ejemplo bueno es eso de construir la vivienda encima de pilotes, para que el agua no entre a la casa. La vegetación en el entrono de la vivienda, árboles, plantas y flores, zonas verdes, mejoran las condiciones del clima, ya que absorbe exposición al sol y al viento; además alimenta el agua de la tierra y da belleza al lugar.

Es muy importante que la vivienda cuente con espacios para cocinar, alumbrado interior, instalaciones de saneamientos y área de lavado, puesto de basura, desagüe de aguas residuales y alumbrado público.

Una vivienda adecuada, es lo mejor para un entorno más saludable, permite combinar los aportes de varios actores comunitarios, privados y públicos, al tiempo que favorece la vida en comunidad y la buena convivencia entre las personas.

En Hábitat para la Humanidad República Dominicana, apostamos a que cada persona tenga un lugar digno para vivir y estamos comprometidos en cambiar la vida de aquellos que no tienen un espacio al cual llamar hogar. Únete a nuestra causa y apóyanos a que más personas tengan una vivienda digna, puedes ser donante individual o sumar tu empresa.

empoderamos con vivienda.

Share it on

DEJA UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¿Crees que cada persona merece un lugar digno para vivir? ¡Unite!