Hábitat para la Humanidad

Impulsada por la visión de que cada persona merece un lugar digno para vivir, Hábitat para la Humanidad comenzó en 1976 como un movimiento de base en una granja comunitaria en el sur de Georgia, Estados Unidos. La organización cristiana de vivienda ha crecido desde entonces hasta convertirse en un líder mundial sin fines de lucro que trabaja en casi 1.400 comunidades en todo los EE. UU. y en casi 70 países. Los propietarios de una vivienda Hábitat no son simples espectadores, sino que participan en la solución de su vivienda. Muchos trabajan con voluntarios, emplean un crédito a la medida o usan otros métodos. Familias y personas necesitadas de una mano se asocian con Hábitat para la Humanidad para construir o mejorar un lugar al que puedan llamar hogar. A través de apoyo financiero, el voluntariado o la adición de una voz para apoyar la vivienda asequible, todo el mundo puede ayudar a las familias a alcanzar la fuerza, la estabilidad y la autosuficiencia que necesitan para construir una vida mejor para sí mismas. A través de la vivienda, empoderamos a las personas.

 

Hábitat para la Humanidad llega a la República Dominicana en 1986 y, desde entonces, hemos servido más de 16,600 familias dominicanas con soluciones habitacionales dignas y seguras, para toda la vida; apoyando a familias de escasos ingresos para que puedan desarrollarse y progresar integral y sostenidamente, a fin de que se conviertan en agentes de sus propios cambios y el de sus comunidades.

 

¿CREES QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE?