fbpx

El trabajo de Hábitat para la Humanidad

Una de las colaboradoras de Hábitat para la Humanidad, a través del portal “Good Deeds Days”, compartió sobre el trabajo que realiza la organización a nivel general y presentó un caso de impacto de la República Dominicana.

Impulsada por la visión de que cada persona merece un lugar digno para vivir, Hábitat para la Humanidad inició labores en 1976 en los Estados Unidos. Hoy, es la organización líder mundial sin fines de lucro que empodera con vivienda a familias que lo requieren en los 50 estados en los EE. UU. y en más de 70 países.

Las familias y personas necesitadas de una mano se asocian con Hábitat para construir o mejorar un lugar al que puedan llamar hogar. Los propietarios de una vivienda Hábitat no son simples espectadores, sino que participan en la solución de su vivienda. Muchos construyen su vivienda junto con voluntarios del programa de Hábitat llamado Aldea Global.

Éste tiene más de 30 años ofreciendo a los voluntarios la oportunidad de viajar a otro país, para que experimenten otra cultura, mientras trabajan al lado de familias en necesidad de una vivienda digna. Las actividades que los voluntarios realizan varían según cada proyecto y pueden ser la construcción de una nueva casa, la ampliación o reparación de una vivienda existente, el trabajo en desarrollo comunitario y/o la participación en talleres de educación financiera con las familias beneficiadas.

Brasil y República Dominicana son dos países en los que Hábitat trabajó recientemente creando viviendas dignas para la población de escasos recursos.

República Dominicana: vivienda mejora condiciones de salud

Senona y Enelio vivían en una casa hecha de palos, madera y zinc; todos los materiales en mal estado. La casa no tenía una altura adecuada y estaba a punto de colapsar. La pareja vivía sola y producía su comida en la tierra circundante.

Con el apoyo del proyecto “Construyendo juntos para las familias de San Juan, Azua y Samaná”, Hábitat República Dominicana junto con Hábitat Canadá y el proyecto Vecinos Globales, subsidiaron una nueva casa para Senona y Enelio.

Hoy, tienen una casa más segura, con más espacio, con la altura adecuada y en condiciones para vivir dignamente. Las condiciones de vida de estos dos adultos mayores han mejorado notablemente, sobre todo en la salud y la protección de su integridad física.

En caso de querer empoderar con vivienda a más familias alrededor del mundo y, puede visitar https://www.habitatdomincana.org o escribirnos a info@habitatdominicana.org y en redes sociales @habitatdominicana para más información.

empoderamos con vivienda

Share it on

DEJA UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¿Crees que cada persona merece un lugar digno para vivir? ¡Únete!