Escribe el término búscado y haz clic en la lupa.
Hábitat y las Iglesias

 

Las congregaciones de todos los tamaños pueden colaborar de diversas maneras con Hábitat para la Humanidad. Para que esta asociación funcione de la mejor forma, nosotros podemos ayudar a tu iglesia a llevar a cabo los objetivos de su ministerio. El voluntariado en el sitio de trabajo y en los comités es una manera de ayudar. Otra forma es crear conciencia de la necesidad de una vivienda adecuada.

 ¿Cuál es la llamada de Dios hacia tu iglesia? Ante todo, Hábitat para la Humanidad necesita tus oraciones. Nuestro trabajo no sería posible sin las oraciones constantes de millones de personas.

También considera estas posibilidades:

 

Crear fortaleza y unidad dentro de tu congregación mientras se trabaja hacia el objetivo común de ayudar a otros

  • Organiza voluntarios para construir una casa que tu congregación patrocine o ayude a patrocinar.
  • Únase a equipos de voluntarios que estén trabajando en construcciones especiales por medio de la Iglesia alrededor del mundo.
  • Organiza un equipo de Aldea Global para construir casas y llevar esperanza a otro país o comunidad.
  • Provee asistencia a los comités locales de Hábitat. Siempre se necesitan personas que ayuden a adquirir tierras, encontrar y seleccionar candidatos aptos para ser propietarios de hogares, cultivar relaciones con las familias propietarias, reclutar apoyo de la iglesia, etc.
  • Participa y educa a tu comunidad en asuntos relacionados con viviendas de bajos recursos.

 

Apoyar financieramente a Hábitat para la Humanidad

  • Busca la organización nacional de Hábitat en tu país y contáctala para averiguar cómo puede tu iglesia colaborar en el ministerio de viviendas adecuadas en tu comunidad.
  • Anima a tu congregación para que incluya a Hábitat para la Humanidad en su misión.
  • Ofrece donaciones en especie (por ejemplo, un plomero de tu congregación puede ofrecerse para hacer el trabajo de plomería en una casa Hábitat).
  • Recauda fondos para construir una casa completa o parte de esta. Una congregación por si sola puede patrocinar la construcción de una casa o bien, unirse a otra congregación en la recaudación de fondos para juntas construir una casa.
  • Diezmar”. Reserva una décima parte de las donaciones recibidas regularmente y destine este dinero a los proyectos locales de Hábitat. Los fondos recaudados del diezmo pueden ser utilizados para construir casas Hábitat en otros países o en tu comunidad.
  • Haz una donación en línea (vía Internet) para Hábitat para la Humanidad.

 

Continuar siendo los voceros de las personas con necesidad, aún después de haber terminado la construcción

  • Invita a conferencistas para hablar sobre temas de vivienda (por ejemplo, representantes de tu afiliado local de Hábitat).
  • Haz el compromiso de volverte un defensor o defensora de la vivienda. Escribe cartas a los editores de periódicos y a los políticos; alca la voz sobre las experiencias positivas que tu iglesia ha tenido construyendo casas. Ponte en contacto con legisladores y otros grupos de servicios comunitarios.
  • Lleva el mensaje de Hábitat para la Humanidad a los niños, utilizando “Under Construction”, un programa (en inglés) vacacional de estudio de la Biblia que hace referencia a Hábitat para la Humanidad.

 

Más información sobre las relaciones eclesiásticas: Your Church and Habitat (páginas en inglés de Habitat para la Humanidad Internacional) Para más información, contacta a Flora Calderon.